lunes, 19 de marzo de 2012

Estructura y función de la familia

Estructura Familiar:
Organización interna de las relaciones, los patrones y las reglas del grupo; se evidencia en los diversos subsistemas que la componen, posibilitando así las interacciones permanentes entre los diferentes miembros, a partir de pautas, reglas, costumbres, límites, entre otros. Rige el funcionamiento individual y familiar, define su conducta, facilita su interacción recíproca, permite realizar sus tareas esenciales, apoya el desarrollo afectivo y evolutivo de sus miembros y les proporciona un sentimiento de pertenencia. Está configurada alrededor de los cambios sociales, en renovación y contextualización permanentes de las pautas transaccionales que han operado a lo largo de la historia de la sociedad y de la familia. Es dinámica y está determinada por un tiempo y un espacio especificos. Sus elementos constitutivos son: el parentesco, la edad, el sexo de los integrantes y el vínculo de la pareja; esto imprime una singularidad propia a cada familia y establece la identidad de género y los subsistemas con sus respectivas fronteras, jerarquias e interdependencias, facilitando así las relaciones interpersonales y con los contextos significativos.

Funciones de la familia:
Roles o papeles que han sido determinadas por la sociedad y el entorno cultural en el que se encuentra. Son de carácter intrínseco, al estar relacionados con las personas al interior de ella, o extrínseco cuando están relacionadas con la sociedad. Las funciones tradicionales han sido: procreación y cuidado de la prole, socialización de sus miembros, atención de las necesidades elementales (afectivas, materiales, regulación sexual, recreación), educación y aprendizaje del trabajo, sustento económico, producción y adquisición de bienes. Parte de éstas presentan cambios en sus modalidades, por asuntos culturales, y son delegadas o compartidas con otras instituciones. Destacan los cambios en las funciones: económica, (cuando la mujer es coprovidente o asume la jefatura familiar), socialización (tendencia de equiparación de los géneros), reproductiva (es la pareja la que fija el número deseado de hijos y el momento oportuno, o decide cancelar la procreación). Las dos funciones elementales son: la socialización primaria de sus miembros y brindar el soporte emocional a los individuos. En la socialización primaria, la familia transmite ideas, creencias, normas y valores, y con ello incorpora roles y estereotipos de género propios de cada cultura. La protección psico-afectiva garantiza la construcción de los vínculos emocionales y el desarrollo del individuo. Parte de las funciones son: la comunicación, la cohesión, la adaptibilidad y la afectividad, para entender la familia como un sistema relacional.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada